El gran corremontes vasco y una de las personas que mejor conoce nuestro mundillo opina sobre el conflicto entre FEDME y RFEA.

Foto: Txus Romón en Travessera Picos de Europa / Copy: Alberto Cardona

Para nosotros es uno de los corredores de montaña españoles más completos que ha habido y que aúna más experiencia, calidad, saber estar, sentido común, conocimiento y objetividad cuando nos referimos a asuntos de nuestro deporte. Estas son sobradas razones por las cuáles le hemos pedido a Txus Romón que nos diera su visión de la jugada sobre el futuro de la carrera por montaña / trail running y/o pugna entre la FEDME y RFEA por llevarse el gato al agua.

Con el titular ya podéis haceros una idea de por donde van los tiros:

‘El diario Marca destaca por la información futbolística y poco más, quizás el baloncesto y ahora tal vez el bádminton que está de moda. Por otra parte y pese a no ser muy famoso, el Sr. Raúl Chapado, presidente de la RFEA (Real Federación Española de Atletismo) destaca por ser guapo y en este caso por regalar declaraciones lapidarias.
Un titular arrancado a Chapado por el programa de radio Ingravidos de Radio Marca Valladolid emitido la semana pasada, me lo pone a huevo para introducir el tema con un titular que no tiene desperdicio:

KV Sierra Nevada 2019

«El CSD (Consejo Superior de Deportes) ha entendido que aquí hay una especialidad que es correr y el entorno no determina la modalidad deportiva».

Supongo que este señor antes de presidente habrá sido atleta y posiblemente tenga amplios conocimientos sobre la materia, más amplios que los que pueda tener el que suscribe que nunca pasó del corremontañeo amateur. Supongo además, que estará ampliamente formado en materias como la gestión y las relaciones humanas. Lo que no admite suposiciones de ningún tipo es que este señor no tiene ni puñetera idea en lo concerniente a las carreras por montaña.

En las federaciones tiende a ocurrir lo mismo que progresivamente ha ocurrido en la política y en la iglesia católica: cuanto más alto se llega en la escala jerárquica, mayor es el desapego respecto a la vida cotidiana, la real, posiblemente por la falta de oxígeno propia de las alturas. Un cura, un concejal de barrio o un voluntarioso clubman trabajan con cosas tangibles como el dolor, la necesidad o el barro pero si con el tiempo ascienden les corresponde lidiar con temas más amplios y filosóficos y en ese proceso se corre el riesgo de perder la perspectiva. Y a veces la pierden.
Es curioso como en este mundo global cualquier objeto virtuoso o idea brillante atraen la curiosidad colectiva y es preocupante como los espíritus codiciosos se apuntan al carro hasta conseguir agarrar las riendas de la diligencia sin importarles el momento en el que descarrile.

Ya es público que la FEDME tiene una nueva tarea que es defender su parcela corremontañera de la RFEA. Si quedaba alguna duda, el galán de telenovela protagonista del titular, mezcla entre forzudo, modelo de portada y ejecutivo agresivo, ha venido a dejarlo claro: “TODO LO QUE SEA CORRER ES ATLETISMO”. Soy consciente de que resumo mucho sus declaraciones a Radio Marca pero el argumento es de peso. Entiendo que cuando de un manotazo se haya deshecho de la FEDME y todos los palurdos que llevamos años creciendo y haciendo crecer esta especialidad (los bichos raros de hace 30 años, a la hoguera), se lanzará a por el fútbol; por definición. Y es que a pesar de haber balón y un señor debajo de una portería que se mueve muy poco tal vago, también es un deporte en el que se corre, y ¡además campo a través! Pero claro, en la parcela del deporte Rey, tendrá mas competencia porque el balonmano, el baloncesto o la pelota vasca pueden reclamar el balompié para su causa por ser un deporte de pelota y claro eso tiene su intríngulis.

Es triste, preocupante y deleznable. Triste es pelear por una especialidad deportiva tan pura y popular, aunque recién nacida y atrayente, que sin embargo no tiene un peso específico que garantice su supervivencia; flaco favor le hacen los federativos y sus satélites a la carrera por montaña. A la infancia se le ayuda con cariño y apoyo, no con codicia y depravación.
Es deleznable la depravación con la que llegan los nuevos tecnócratas del deporte; todo aquello que tenga el aroma del dinero les resulta atractivo, independientemente de los valores que promueva y las personas que lo practiquen. Posiblemente se agarrarán al tren con fuerza, disfrutaran todo lo que puedan del viaje y cuando el negocio muestre signos de flaqueza y desaceleración, saltaran en busca de nuevas monturas en las que parasitar.
Preocupante y mas triste es aún la situación del atletismo actual que no la de las carreras por montaña o las populares de asfalto que están intratables. Efectivamente, las carreras en ruta son hoy día el maná, nutren el universo runner de participantes que han convertido el simple hecho de correr en una religión. Pequeña religión son las carreras por montaña, o trail running si queréis llamarlo así, especialidad dura que sin embargo también atrae interés personal y por supuesto como la anterior, económico. ¿Y el atletismo de la RFEA, donde está? Desaparecido.
El medio fondo y fondo español, otrora puntero y orgulloso, está bajo mínimos. Peor aún, el campo a través, el cross, el maravilloso, estético y precioso cross, este está herido de muerte. Esto si hablamos de la carrera pedestre, “todo lo que sea correr”, porque si hablamos de saltos no hay nadie que llegue a 8 metros en longitud ni forzudos lanzando pesos a 21 metros. La culpa no es de los atletas, mujeres y hombres, porque es evidente que capacidad y calidad hay como en muchos otros países, lo que fallan son los equipos técnicos, su financiación, los medios etc ¿Tendrá en esto algo que ver las federaciones y los federativos? Por supuesto que sí, por supuestísimo. El atletismo no requiere postureo, necesita trabajo de base y sí, el día que tengas producto, marketing, pero sondear el mercado para hacerse con los productos más atractivos para rentabilizarlos no tiene que ver con el deporte y sus valores, es pura y dura mercadotecnia, consumismo con fecha de caducidad.

Señor presidente de la RFEA, las carreras por montaña han recorrido un largo camino sin ustedes y así deberían seguir, creciendo sin sobresaltos, madurando libremente, sin que sus valores sean violados. EL ENTORNO ES BÁSICO Y FUNDAMENTAL, LA MONTAÑA ES EL LUGAR NATURAL DONDE SE DESARROLLAN LAS CARRERAS POR MONTAÑA. Señor presidente, federativos, muchos de los que amamos las carreras por montaña y por supuesto la montaña, también adoramos el atletismo. La preocupación de la RFEA debería ser formar atletas que corran 1.500mts en sub 3´35”, 10.000mts en sub 28’, saltar 8,50 metros o lanzar el peso a 22 metros. Señor presidente por favor, trabajen para salvar el cross que es la especialidad mas pura y bonita del running, no se preocupen tanto por el trail running y por las personas de más de 30 o 40 años; hay muchos jóvenes en las escuelas populares de atletismo, cada fin de semana compiten con el sabor metálico en la garganta y el barro por los tobillos… Esos jóvenes son los que merecen el esfuerzo de la RFEA.

Descansen en paz las carreras por montaña…

Sobre Txus Romón:
Con 20 años como corremontes y muchos más vinculado a la actividad por montaña, le consideramos como uno de los corredores de montaña con más experiencia, conocimiento y con un ojo clínico más afinado cuando hablamos del mundillo de la carrera por montaña. Ganador de la prestigiosa y durísima Travessera de los Picos de Europa, récord de la mítica travesía de Carros de Foc (9h27’) , 5ª plaza en CCC y UTMB, Podio en Transvulcania o ex-recordman del reto Torla – Monte Perdido – Torla (4h46’) son solo algunas de sus mejores actuaciones.