Foto: Salomon Speedcross 5 / Copy: Salomon

Te contamos la historia del rediseño esta ‘zapatilla leyenda’ que ahora cuenta con un diseño más urbano y ofrece más comodidad y agarre.

La Speedcross de Salomon se ha convertido en un icono de la marca de Annecy. A día de hoy vende más de un millón de zapatillas de este legendario modelo al año, mostrando al mundo que esta no es una zapatilla cualquiera.

Esta temporada llega la Speedcross 5, una nueva versión que apela a los orígenes pero mejorando el rendimiento. Esta es la historia de cómo se ha rediseñado una leyenda.

Philippe Besnard es director general de ciencia deportiva en diseño de calzado e innovación. Al preguntarle por el proceso de diseño que hay tras la nueva zapatilla Speedcross 5, cuenta que él y su equipo volvieron al “código fuente”. Cuando Philippe pronunció estas palabras, la gente del Annecy Design Center (ADC) de Salomon le miró con curiosidad. Besnard, presionado por tener que explicar en detalle qué significaba eso, saltó de la silla, corrió hasta una pizarra blanca cercana y empezó a garabatear en ella (es un tipo apasionado, suele hacer esa clase de cosas).

Gran Trail Costa da Morte 2019

“El código fuente es el origen fundamental de la zapatilla, la esencia”, cuenta. “Su definición es única. La zapatilla puede evolucionar a partir de ahí, pero la esencia nunca cambiará. Tan solo mirando la forma atlética y la agresividad de los tacos de la Speedcross, sabes que estará preparada para cualquier fenómeno externo. Sabes que se agarrará bien al suelo y será ágil gracias a sus tacos. Es como un neumático de motocross, no tiene límites. Y no puedes quitar los tacos de la Speedcross porque su habilidad para agarrarse al suelo es parte del código fuente”. Si bien Besnard cree que el código fuente de cualquier producto (ya sea una zapatilla o un teléfono móvil) no cambia, está convencido de que la tecnología que mejora el producto puede y debe evolucionar. “La tecnología nos permite llevar el diseño un paso más allá”, afirma. “Es la implementación”.

Pero pese a su abrumador éxito, este no es eterno y la zapatilla ha tenido que evolucionar para seguir siendo popular. De hecho, cuando los diseñadores de calzado de Salomon trabajaban en la creación de la quinta generación de la Speedcross, existía el riesgo de seguir con el statu quo. El desafío de Besnard y su equipo de diseñadores era engrandecer la zapatilla con una forma nueva y moderna. “Necesitábamos que la Speedcross fuera aún más Speedcross”, dice sin rodeos.