Foto: Ignacio Cardona en acción, 2018 / Copy: Org. Subida Hotel bali

La cita será este sábado en la XVI edición de esta prueba en la que se ascienden contra el crono 52 pisos y 924 escalones.

La XVI edición de la Subida Vertical al Gran Hotel Bali de Benidorm ya está aquí. A partir de las 17:00 de este sábado dará comienzo esta competición enmarcada por quinto año consecutivo en el Circuito Mundial Towerrunning World Association en la que se suben varios de los edificios más importantes del planeta, como el Empire Estate de Nueva York, la Torre Eiffel de París, el Taipei 101 de Taiwán y otros situados en Asia, Canadá, Austria, Alemania, Polonia, Australia, Inglaterra, Suiza, Méjico o Brasil.

Este año se han ocupado el medio millar de dorsales que la organización pone a disposición de los que quieran participar, dividiéndose en corredores/as élite, bomberos (suben con el equipo) y Open.

Tras mostrar su enorme satisfacción por la acogida que ha vuelto a tener la carrera, los organizadores esperan que esta vuelva a ser un éxito, con atletas llegados de gran parte del mundo que volverán a enfrentarse al reto de subir los 924 escalones de los 52 pisos del Gran Hotel Bali de Benidorm, el hotel más alto de Europa y prueba de estas características más antigua del continente.
Entre las participantes estará por primera vez la australiana Suzy Walsham, campeona del mundo, número uno en el ranking mundial y por tanto, gran favorita. No se perderán la cita atletas como Cristina Bonacina o Sarah Frost, quienes ocuparon el año pasado puestos cabeceros.

KV Sierra Nevada 2019

Entre los chicos, la ausencia de Christian Riedl (ganador del año pasado con 4’23’’ y recordman de la prueba) no deslucirá para nada la carrera ya que sí que estarán en Benidorm corredores como: Gorge Heimann, Stefan Stefina (2º y 3er clasificado en 2018, respectivamente), Ignacio Cardona, Ángel Llorens (4º y 5º, respectivamente en 2018) o el joven Ángel López Amor, 9º el año pasado.

Por su parte, y a modo de curiosisad, el italiano Dario Fracassi intentará subir el rascacielos la máxima cantidad de veces posible mientras dure la prueba (lo que no sabemos si será al estilo David Robles, buscando un récord guinnes (pasado mes de enero).

Decir que los participantes saldrán de manera individual, por parejas o grupos cada 30 segundos, eso lo decidirá la organización.

Además de los tradicionales obsequios de patrocinadores y colaboradores, se han establecido más de 3.000 euros en premios en metálico y una prima en caso de que se batan los récords de la prueba, establecido en categoría masculina por Christian Riedl, que paró el cronómetro en 4’20’’, y en féminas por Wafiya Benali, que subió en 5’43’’.

Toda la información en la web de carrera.