Foto: Copy:

El gran corredor neozelandes nos ayuda a analizar su longevo récord en la prestigiosa carrera suiza que este año se disputará el 11 de agosto.

Este año se cumplirá la 46 edición de la Sierre Zinal, también llamada ‘carrera de los 5 cuatro miles’. Una de las carreras por montaña más prestigiosas del continente europeo. Sus 31km de longitud y 2200 metros de desnivel positivo recorren el valle de Zinal rodeado por 5 cimas de más de 4.000 metros, incluido el Cervino, todo ello en el corazón de los Alpes suizos del Valais.

Cada año (este no será diferente y más porque puntúa para las Golden Trail Series de Salomon) suele reunir cada año a lo mejorcito del panorama mundial de la carrera por montaña. Entre todos esos corredores hay uno al que, según mi opinión, apenas se le ha dado el valor que tiene por lo que ha conseguido durante todos estos años en la prueba suiza, me refiero a Jonathan Wyatt.

El neozelandés es una de las leyendas vivas del atletismo y de la carrera de montaña. Uno de los corredores de montaña, todavía en activo a sus 46 años, que más calidad atlética ha atesorado. En este sentido destaca la razón por la que escribo este artículo: hace 15 años que tiene el récord de la Sierre Zinal.

Marató de Montseny 2019

Cierto es que las apariciones de Wyatt en la prueba suiza han sido contadas aunque ha sabido sacar mucho rendimiento a cada una de las veces que se ha puesto el dorsal en Sierre. Debutaba en 2001, llegando en tercera posición con un tiempo de 2h38’. Un año después su grandísima calidad le llevó a lo más alto del podio, lo mismo que en 2003 donde rizaba el rizo y además de ganar paraba el crono en unas estratosféricos 2h29’12’’, hasta hoy día, récord de la prueba.

Ha pasado mucho tiempo desde aquello. El boom del running es un hecho, y se sobreentiende que hay más y mejores corredores que entonces y que el material también es mucho mejor. Pese a estos argumentos, la verdad es que hasta el momento nadie ha logrado rebajar esa marca. Ni el mismísimo Kilian Jornet o el gran Marco de Gasperi han podido con la barrera de las 2h30’ en Sierre-Zinal. De ambos, el que más se ha acercado es el italiano, atesorando dos registros dentro de las 2h30’ (el mejor sus 2:30:18 de la edición 2011).

Pero, ¿quién es Jonathan Wyatt?
Ya hemos dicho que es un excelentísimo corredor y por tanto posee con unas cualidades físicas portentosas que ha sabido explotarlas primer en el atletismo más puro para después llevarlas a las carreras de montaña que mejor se han adaptado a sus características. No es nada fácil ver por el monte a un corredor que ha sido Olímpico en dos ocasiones (5000 mts en Atlanta 1996 y maratón en Atenas 2008) y que cuenta en su haber con marcas de 3’43’’ en 1500mts, sub 8’ en 3000mts, 13’27’’ en 5000mts, sub 28’ en 10.000 mts, 1h02’ en medio maratón y 2h13’ en maratón…

Pero aquí no acaba todo: además este hombre ha sido hasta 8 veces Campeón de la Copa del Mundo de Carreras de Montaña (por la WMRA dependiente de IAAF ) –y 6 veces Campeón del Mundo en esta disciplina. Con todo esto no hace falta más presentación y sobraría que mencionara más de 35 carreras en las que Wyatt ha vencido en más de una ocasión, además de ser recordman de las mismas, la Sierre-Zinal entre ellas.

Siguiendo con Sierre Zinal y tras su récord en 2003, Jonathan Wyatt no volvió a participar hasta el año 2013, tenía 41 años y ya era Veterano I. Aún así dejó patente que tanto su récord absoluto como su calidad no eran casualidad. Llegó tercero de la general, ganó al mismísimo Kilian Jornet y dejó un impresionante crono de 2:33:44, otro récord esta vez para corredores de más de 40 años que intuimos que tardará mucho tiempo en ser mejorado.

Pero, por qué tras 15 años nadie ha conseguido mejorar el registro del neozelandés? Posiblemente algunos de los argumentos que nos expresaba este gran corredor nos den algo de luz en la respuesta.

“En 2003 estaba muy fino y tenía un buen nivel atlético. Aquel año conseguí dos de las mejores marcas que tengo, fue en 10km y en maratón. Lo conseguí en la primera parte de la temporada y eso me ayudó mucho para afrontar la Sierre Zinal ya que estaba rápido. Esta forma también me duró en 2004 pues gracias a ella representé a mi país en las Olimpiadas de Atenas”.

¿Cómo fueron sus sensaciones el día del récord de la Sierre Zinal?

«Lo más notable y de lo que me acuerdo mucho, fue el calor que hizo ese día, eso me preocupaba por lo que salí algo reservón. Aún así tras 25 minutos de carrera me distancié de mis rivales e intenté dar más de sí en las partes llanas mientras que en las subidas iba más relajado. Pero di bastante de mí en la última parte de subida, la que lleva al Hotel Weisshorn. Desde este punto, recuerdo que empecé a pasar a las féminas que habían comenzado antes que nosotros, me encontré muy fuerte en este ondulado tramo final. No se me olvidará que me dijeron que llevaba 10 minutos al segundo por lo que decidí tomar precauciones en última bajada hasta Zinal. Aquel año mi gran objetivo era la Jungfrau Marathon y no quería tomar riesgos innecesarios.

Lo mejor de todo es que el resultado fue increíble y todo gracias a la gran multitud de aficionados que me animaban. Han pasado muchos años de esta carrera y todavía recuerdo muchas sensaciones de aquello».

Las zapatillas del récord de Jonathan Wyatt

«Curiosamente en aquella época no llevaba unas Salomon ni Sportiva -ahora trabajo para esta última- calzaba unas Nike, no recuerdo el modelo pero sí que sé que tenían un buen agarre y tracción, ¡seguro que todavía tienen que estar por algún rincón de mi casa!
A partir de ese año seguí corriendo por pista y asfalto aunque me comenzó a tirar más la montaña. Simplemente me di cuenta que era más divertida».

En 2003 apenas tuvo rivales, ¿qué hubiera pasado si alguien le llega a apretar?

«Está claro que cuando te vienen empujando duro no tienes más opción que empujar tú también y dar lo mejor que tienes dentro, pero cuidado esto no significa que el tiempo final vaya a ser mejor. Sinceramente creo que hubiera sido complicado hacerlo más rápido. Fue una carrera que corrí con cabeza y bastante relajado. Hay muchas carreras en las que hay mucha competencia y desde el principio se corre mucho, luego quizás te arriesgas a explotar al final y que todo se vaya al traste».


16 años sin que nadie mejore su récord, ¿cómo lo ve él?

«La verdad es que no lo sé. Cada año pienso que con los corredores que van a participar se va a batir el récord pero luego no es así. Sé que en 2003 tenía una base muy buena de resistencia a la velocidad, era capaz de aguantar un buen tren de carrera durante mucho tiempo, eso me ayudó mucho en las subidas tendidas y en las bajadas del recorrido suizo. Creo que tener una gran base de velocidad es el secreto para conseguir un tiempo récord en la Sierre Zinal».

A partir de lo que nos ha contado Wyatt, es más que posible que ni Kilian Jornet ni Marco De Gasperi (por ejemplo) no hayan llegado nunca a tener esa calidad en su velocidad y esas resistencia para poderla mantener en la prueba suiza. No sabemos si con el plus de velocidad que parece que este año tiene Kilian, será posible que sea quien bata el crono de Jonathan.
Lo que está claro que hasta el momento esta plusmarca está reservada más bien para un atleta que venga de la pista y la ruta, que para un corredor de montaña puro.

Posiblemente tengamos la solución a esta cuestión el próximo 11 de agosto..