Foto: Jim Walmsley dando zancadas / Copy: Howie Stern

Analizamos con la ayuda de Pablo Villalobos los registros en distancias más cortas de figuras mundiales como el ultratrail runner americano.

Mucho se ha hablado estos días del registro de 1h04’ que conseguía Jim Walmsley en el pasado medio maratón de Houston. Que si es una marca estratosférica, que si es un tiempo inhumana para un corredor de ultras como él, qué como ha sido capaz de cambiar tanto el chip y adaptarse a una distancia tan corta y a una intensidad tan alta viniendo de la ultra distancia etc..

Cierto es que pueda sorprendernos esta marca del americano cuando estamos acostumbrados a ver en la montaña y afrontando largos kilometrajes, pero si analizamos un poco su trayectoria atlética y sus mejores marcas en distancias inferiores nos daremos cuenta que NO era imposible que consiguiera correr en 21km a los ritmos a los que lo ha hecho (3’02’’/km):

-3.000 mts obstáculos: 8’41’’ (2’53’’/km)
-5.000mts: 13’52’’ (2’46’’/km)
-10.000mts: 29’08’’ (2’55’’/km)

Con la calculadora en la mano, no diremos ninguna barbaridad al decir que corredores que han tocado estos ritmos en distancias menores, pueden conseguir perfectamente una marca en 21K como las que acaba de realizar el de Flagstaff.

Pero no nos hemos querido parar aquí. Alrededor de este interesante registro del americano hay muchas más cosas que podemos sacar en claro. Para ello, quien mejor que Pablo Villalobos para que nos dé su punto de vista y sus sabias aportaciones. Él fue atleta de élite en pista y ruta, es uno de los corremontes españoles e internacionales más en forma, y además es Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y por tanto entrenador de corredores.
Por otro lado, los mejores tiempos del extremeño son algo mejores que los del americano en las distancias más cortas y muy igualados a medida que la distancia es mayor (corre 6’/km más rápido los 5K pero sólo 2’/km más rápido los 21K):

-5000mts: 13’23’’ (2’40’’/km)
-10.000mts: 28’22’’ (2’50’’/km)
-Medio Maratón: 1h03’14’’ (3’00’’/km)
-Maratón: 2h12’21’’ (3’08’’/km)

Los comentarios de Villalobos son muy interesantes cuando le pedimos que haga una valoración global de esa 1h04’ en 21K de Walmsley:

“Está claro que lo conseguido por Jim en Houston es una gran marca y más para un corredor que se dedica a distancias mucho más largas, pero aún así no me ha sorprendido tanto ya que el medio maratón también es una distancia de fondo.
Por otro lado, corredores como pueden ser él o el mismo Kilian Jornet tienen entre 25 o 30 y pocos años y están ahora en su plenitud de edad para exprimir su cuerpo y sacar el máximo, tanto a nivel de potencia como de resistencia. Y más cuando llevan desde muchísimos corriendo y entrenando a un altísimo nivel”.

También le hemos preguntado sobre la dificultad de adaptarse tan rápido a una distancia menor y más explosiva, viniendo de preparar ultras de 100 millas. Aquí otra respuesta interesante de Pablo:

“Respecto a lo que está hablando tanto la gente sobre ese cambio de registro tan bestia que habrá tenido que hacer Walmsley en 6-7 meses para preparar distancias tan dispares como son los 161km de la WS y los 21km de este medio maratón, creo que la gente se olvida que la última carrera que preparó seriamente Jim fue el UTMB, por lo que estaríamos hablando de tan solo 3 meses de diferencia entre preparar 170km y 10.000+ y un medio maratón de ruta a fuego. Mi opinión es que un corredor de alto nivel suele poder preparar específicamente una distancia radicalmente diferente en unas 6-8 semanas. Como ejemplo te daré el de mi cuñada Tamara Sanfabio, quien en agosto-septiembre de 2009 estaba haciendo casi marca personal en 3000 mts obstáculos y en febrero de 2010 hizo su mejor marca en maratón con 2h36”.

Hace casi 8 años que Villalobos consiguió su marca personal en medio maratón y por aquel entonces no corría en montaña. Nos ha parecido sugerente que nos cuente cómo se hubiera visto él en aquella época apostando por un ultratrail e intentándolo correr a todo gas:

“Creo que para los atletas de élite que llevan muchísimos años entrenando duro y tienen un gran bagaje en sus piernas, pasarse a la larga distancia por montaña es un problema más mental que físico. En mi caso recuerdo que el primer año que comencé a correr por montaña, cada vez que salía al monte era capaz de correr más tiempo y completar más distancia. Creo que en aquella época de máximo rendimiento como atleta puro y duro en pista y ruta no hubiera tenido problema en adaptarme bien y sacar buen rendimiento en carreras largas por montaña sin un alto componente técnico. Hablo de por ejemplo de carreras del tipo: los 101km de Ronda, Ecotrail, Madrid-Segovia etc. Por tanto opino que la adaptación para correr más largo en corredores con mucho bagaje de entrenamiento y que vienen de distancias más cortas, se puede resumir en adaptación mental y ajustes en los ritmos de carreras y en los protocolos de alimentación e hidratación para tener energía durante tantas horas”.

Pablo Villalobos en su época de consumado runner / Copy: José Luis García García

También hemos querido saber qué opina Villalobos sobre Walmsley cuando le preguntamos si cree que el alto potencial y calidad que todavía posee el americano puede ser más una desventaja que una ventaja para él, cuando afronta una carrera tan dura y larga como el UTMB.

“Posiblemente el problema que tiene Jim es un problema de tiempos de paso y objetivos de carrera. Entiendo que con ese potencial él se debe poner objetivos muy ambiciosos sobre todo en las primeras secciones de carrera y que hace que penalice y sufra mucho muscularmente en la parte final de algo tan largo y duro como el UTMB. Él entrenará rápido, se verá rápido y por tanto, pese a la longitud de la carrera, pasará rápido por las primeras secciones del recorrido. Ya le hemos visto que si le sale bien la jugada es capaz de hacer récords estratosféricos, pero si le sale mal ya le hemos visto reventar en varias ocasiones. Yo lo resumiría así:

Tener su calidad es una gran ventaja para conseguir grandes cosas (de hecho creo que siendo algo más conservador todavía tiene margen para mejorar su registro en WS100) pero si no mides bien esa calidad te puede llevar a ser muy ambicioso y poco realista con los ritmos que puedes llevar en un ultratrail”.

Y puestos a predecir tiempos en otras distancia, le hemos pedido a Pablo que nos diga qué marca cree que podría hacer Jim en un maratón de asfalto y si ve difícil que pudiera representar a su país en la distancia de Filípides en las Olimpiadas de Tokio del año que viene:

“Con 1h04’ en medio maratón creo que su potencial marca en maratón podría estar entre 2h12’ y 2h15’. Todo esto teniendo claro que debería realizar un entrenamiento específico para correr los 42km a todo gas y por tanto conseguir un pico de forma para llegar a tope a esa cita. No sé su realmente le merecerá la pena este sacrificio para correr el maratón clasificatorio para las Olimpiadas de Tokio cuando en estos tiempos lo va a tener casi imposible para meterse entre los tres primeros”.

Y ya que hablamos de ‘un clase’ como Jim Walmsley, ¿porqué no preguntarle a Villalobos sobre Kilian y su potencial en maratón?

“La verdad es que a Kilian apenas lo conozco, no sabría decirte. La única perlita que he visto que soltó el año pasado fue cuando publicó que había entrenado 210km y 10.000+ en una semana para preparar la Sierre Zinal. Está claro que es un corredor potentísimo y que entrena mucho pero con esos volúmenes de desnivel positivo lo tendría complicado para poderse hacer con los ritmos que se tocan en 10K, medio maratón o maratón.

Para poder ver todo su potencial en maratón, tendría que dejarse el desnivel positivo para tener más frescura muscular y por supuesto hacer una preparación más específica. Por ejemplo, con los ritmos que mostró el otro día en redes sociales corriendo fácil sobre los 3’40’’/km, creo que con preparación podría dominar los 3’10’’/km pero de ahí a correr a 3’/km, hay un mundo. Dependería mucho que él quisiera hacer una preparación específica para un objetivo de carrera en ruta. Por otro lado, me atrevería a decir que sin apenas preparación específica podría bajar fácil de 1h10’ en medio maratón, pero de ahí a tocar la 1h04’ hay otro mundo. No sé si Kilian se planteará algún día algo así”.

Nuestra última cuestión a Pablo Villalobos versa de si correr largo y lento puede aportar más a correr luego más rápido y corto, o viceversa.

“Mi experiencia me dice que el volumen no es lineal y si lo vas subiendo y subiendo sin fin tiene sus riesgos. Existe una cantidad de kilómetros a partir de los cuales te comprometes a un alto riesgo de lesión o bien de no asimilarlos. En mi caso, si como hace años tuviera una dedicación total a correr, dudo que ahora me arriesgara a pasar de 200km/semana, no me saldría rentable.
Por el contrario lo que te hace mejorar es la intensidad, así que puestos a elegir, mejor hacer entrenamientos de series o cambios de ritmo. Estos te subirán el tope de tu rendimiento y esto arrastrará todas las otros valores, umbrales y referencias que tienes para conseguir tu máximo rendimiento.
Así, siempre que se pueda, mejor entrenar más rápido y con un volumen óptimo. Lo que hace mejores a los corredores de ultra actuales es que pueden correr a alta velocidad que luego les da más margen para correr fácilmente a buenos ritmos en distancias más largas o incluso permitirles cambios de ritmo dentro de un ultratrails”.