Foto: Jon Albon es el nuevo Campeón del Mundo/ Copy: Prozis

Blandine L’hirondel y Jonathan Albon son los nuevos Reyes del Trail Running mundial con sus exhibiciones hoy en la portuguesa Trilhos dos Abutres.

Blandine L’hirondel y Jonathan Albon han sido hoy sábado los que se han coronado como Campeones del Mundo de Trail Running IAAF en una trazado (el de la carrera Trilhos dos Abutres en la localidad portuguesa de Miranda do Corvo) que a l@s nuestr@s se les ha dado de forma regular.

Francesa y británico, han sido muy superiores a todos sus rivales aventajando en meta en 8 y 2 minutos respectivamente a Ruth Croft, y Julian Rancón, segundos en meta. El podio femenino lo ha cerrado gratamente para nosotros una ‘Súper’ Sheila Avilés que, aunque joven, ha demostrado hoy mucho ‘savoir faire’ en la montaña. En chicos ha sido el suizo Christian Mathys quien ha logrado sacar rédito a su valentía (ha liderado la prueba hasta pasado el km 26) y rapidez (1h07’ en medio maratón y 2h21’ en maratón -2013-) para colarse finalmente en el podio.

Pero este Campeonato del Mundo de Trail Running ya comenzaba algo movido para nuestra selección española: los obligatorios 2 descartes (solo podían puntuar 6 integrantes por cada selección) del equipo técnico de la RFEA obligaban a Pablo Villalobos, Montse Martínez, Mónica Vives y Crístofer Clemente, a correr por y para ellos y no poder aportar al equipo. Esto no fue digerido muy bien por este último (junto a Luis Alberto Hernando y Laia Cañes corredor con plaza fija por haber conseguido medalla en el pasado Campeonato mundial en Penyagolosa) que decidió a última hora no ser de la partida y renunciar a la competición.

Costa Blanca Trails 2019

En este sentido, la opinión del que escribe es que Crístofer tendría que haber participado. Seguro que a más de un corredor español que se quedó en casa le hubiera gustado correr un Campeonato del Mundo con la selección, aunque no aportara al equipo. Por otro lado, no es menos cierto que la decisión del equipo técnico debería haberse comunicado con muchísima antelación, al menos así el corredor/a tiene tiempo de digerir su papel en una competición tan importante.

Yendo ahora a cómo fue la prueba, no me voy a extender a explicar con pelos y señales los diferentes movimientos de posiciones. Seguro que muchos medios ya lo han publicado y/o también lo podéis ver en el live trail de la prueba (que por cierto, muchos nos preguntasteis donde estaba el link y otros nos expresaron lo mal que funcionaba). Mi opinión es que una vez pillado, funcionó bastante bien, aunque no vi ninguna referencia al km 39, y tampoco que el tiempo de nuestra Azara García de los Salmones (4ª finalmente) saliera hasta pasado un buen rato (llegando la organización a poner 4ª a Denisa Dragomir).

Lo que pudimos ver es que los tres chicos medallistas (Albon, Rancon y Mathys) siempre ocuparon posiciones cabeceras, con este último arriesgando en sobremanera y poniendo un ritmo de vértigo desde el primer metro y liderando la carrera. Pero a partir de las 2h15’ de carrera al suizo de le acabo la gasolina y cedió ante un Jon Albon que igual te corre un triatlón, que te gana una Spartan Race de nivel mundial que gana el Overall de las World Series ISF 2017 o lo mismo un año después con el UltraSkyrunning. Si Albon rindiera bien en los Kilómetros Verticales, sería lo más parecido a Kilian Jornet que existe en cuando a su versatilidad.
Y sabíamos que a partir del km 26-30, la carrera portuguesa era rápida, muy pero nunca pensamos que tanto. En el parcial del km 26 al 34, el británico voló corriendo a una media de 4’37’’/km, consolidando así su liderato y metiendo una tierra de por medio entre él y el veterano Julien Rancon (otro tipo que siempre se ha caracterizado por su rapidez y que esta vez vino de atrás hacia delante haciendo un carrerón) que sería definitiva para llegar como Campeón. Por su parte Mathys tenía bastante en aguantar el chaparrón ya que la clase del italiano Francesco Puppi venía a 1’30’’ de él. Y lo aguantó.

En este crítico km 34, se pudo ver cómo Andreu Simón estaba muy metido en carrera y ocupaba una meritoria 6ª plaza, y Luis Alberto Hernando acababa de vaciarse por completo al darlo todo como un Campeón que es, y defender su ‘gallinero’ llegando a ser 3º en el km 16. Finalmente sería 11º. Le aplaudimos mucho por su gran actitud.

También hacemos la ola y aplaudimos a rabiar al dueto formado por Antonio Martínez y Andreu Simón. Valenciano y catalán hicieron una carrera bastante pareja y siempre consistente, siendo finalmente 8º y 9º, respectivamente. Gracias a ellos y a la garra de Luis Alberto, España salvó los muebles y logró llevarse el bronce en el sector masculino.
Por cierto, ojo a quien supero a esta pareja de brillantes corremontes españoles en la última sección: nada más ni nada menos que Ludovic Pommeret, el ganador del UTMB 2016 sigue incombustible en este tipo de citas, y aunque muchos le denominamos de corredor ‘tractor’, todavía corre que se las pela.

La actuación de los demás españoles fue la siguiente:

22º Albert Pujol 3h52’11»
29º Pablo Villalobos 3h55’11»
31º Zaid Ait Malek 3h55’54»
124º Borja Fernández 4h34’48»

Sinceramente no es la que a muchos nos hubiera gustado pero por diferentes circunstancias no le pudimos ver más arriba. Eso sí, demostraron una actitud digna de corredores de su talla. Chapeau por ellos. Finalmente España fue bronce en chicos.

En chicas, la carrera no fue tan compleja y no tuvo tantos saltos en las posiciones como entre los chicos. Blandine L’hirondel, desconocida para muchos (también para el que escribe) dio la sorpresa y un recital de escándalo en una carrera que no tuvo problemas en dominar desde el primer metro hasta mismísima meta. Mentiría si no dijera que yo, como seguramente much@s, esperábamos su explosión pero esta no llegó. Contrariamente a las leyes de la lógica, esta atleta (no se le puede llamar de otra forma) hizo gala de una capacidad fisiológica y un creer en ella misma fuera de la común.
Por detrás, las únicas variables fueron los cambios de posición que experimentaron Denisa Dragomir, Adeline Roche, Sheila Avilés, Azara García de los Salmones y una gran Ruth Croft que viniendo desde atrás hizo añicos lo bobito que hubiera sido que Azara y Sheila subieran juntas al podio. La neozelandesa puso la 6ª marcha en poco a poco fue escalando posiciones: 11ª, 7ª, 5ª y finalmente 2ª remontando a Sheila Avilés 2 minutos en los últimos 10 kilómetros. Tiempo al tiempo, seguro que la catalana tiene más oportunidades para mejorar esta buenísima posición.
Por su parte, Azara mantuvo el tipo y estuvo a un tris de subirse al podio. Por otro lado, el gran carrerón de Gemma Arenas, lista y capaz, permitió a las chicas españolas llevarse la plata tras remontar desde la 10ª-11ª posición a la 7ª.

Las otras componentes el equipo nacional tuvieron estos resultados:

15º Marta Molist 4h30’08»
17º Anna Commet 4h33’15»
52º Montse Martínez 4h58’21»
Mónica Vives y Laia Cañes (Creemos que OUT).

Para nosotros, notable actuación de Molist y Commet, floja la de Montse (no sabemos si tuvo algún problema) y lástima de los OUTS de Vives y Cañes. La castellonense y sub-Campeona del Mundo en 2018, al igual que la Campeona Ragna Debats, nunca estuvieron en carrera.

3 medallas, una individual y dos por equipos, un resultado que aunque podrían ser muy positivos para otras selecciones nacionales, nos dejan con un ‘sinsabor’ por las altas expectativas que teníamos con nuestros corredores. ¿Estamos mal acostumbrados? ¿Aficionados, medios de comunicación etc, no somos objetivos a la hora de capacitar a nuestros corredores en función del recorrido y rivales a los que se tienen que enfrentar?

Tiempo para la reflexión..

Todas las clasificaciones Campeonato del Mundo Trail Running 2019