Foto: Sheila Avilés en Skyrace Comapedrosa 2019 Copy: RRSS Sheila Avilés

La catalana se está convirtiendo estos últimos meses en la ‘corremontes’ de moda.

No podemos negar la evidencia. El nombre de Sheila Avilés está en boca de todos. Aquella muchacha que a los 16 años se metía en el podio de la humilde Pujada a la Tossa de Montbui, 10 años después ya tiene una Copa del Mundo de Skyrunning en su haber, una medalla de bronce en un Mundial de Trail Running, dos medallas (bronce y plata) en sendos Campeonatos de España de Trail Running oficiales RFEA y va camino de ganar todo lo que se proponga.

Por el momento ya va líder de la Copa del Mundo de Skyrunner ISF de este año (MIGURUN Skyrunner World Series). Su última exhibición la dio el pasado fin de semana en la Skyrace Comapedrosa, donde con un rendimiento y un récord estratosférico de 3h01’38’’, mejoró en 1’30’’ el récord de Lina El Kott (2018).

Pero eso no es todo. No estoy hablando de solo correr y batir un récord, me refiero al rendimiento:

Costa Blanca Trails 2019

-Rozar las 3 horas en esa carrera de 21km y 2300+ implica correr 1 minuto/km más rápido que la mismísima Ragna Debats en 2018.
-También ser 38 y 42 minutos más rápida que Mireia Pons (Campeona de Copa de España FEDME) y Marta Molist (Mundialista en Portugal), corredoras de nivel.
-Implica llegar a meta 15 minutos antes que una fortísima Ester Casajuana.
Puedo que sea pesado pero ahí queda la cosa:
Albert Pujol (Campeón España Trail Running RFEA 2018) sólo pudo completar la Skyrace Comapedrosa 5 minutos más rápido que Avilés.

Sheila solo cedió un minuto a un corredor como Jessed Hernández, o llegó a meta 2 minutos antes que Carlos García (el de Ekuon El Conchel fue el mejor seleccionado español en el pasado Campeonato de Europa de Carreras de Montaña en Zermatt, una competición a la que la de Igualada renunció a ir).

Como digo, la progresión de Sheila está siendo meteórica:

En 2016 es la 11ª en Copa del Mundo Sky y un año después lo hace suyo.
2018 fue Campeona de España de Carreras de Montaña RFEA, además de meterse en el podio de Livigno Skymarathon o Limone Extreme Skyrace. También recogió un top 5 en Zegama Aizkorri, la misma Comapedrosa o Ring of Steall (Campeonato del Mundo Skyrunning).

Finaliza la temporada pasada con otra medalla al ser 3ª en Falco Trail (49km y 3000+) Campeonato de España Trail Running tras 5h19’19’’ de esfuerzo.

Respecto a esta temporada 2019, comienza con algún triunfo para abrir boca para después ser 2ª en El Valle Trail (47km y 2.700+) Campeonato de España de Trail Running por Selecciones Autonómicas RFEA. Allí para su crono en 4h33’54’’ dejando patente una sustancial mejora de rendimiento al ser hasta 45 minutos más rápido que en el trazado de 49km de Falco.

Comparativamente hablando, los datos son más reveladores cuando se compara el tiempo perdido respecto a Azara García de los Salmones (ganadora en Falco y El Valle). En la primera cita cedió 15 minutos a la cántabra y en la segunda tan solo 5 minutos.

Pero su verdadera explosión está por llegar y tomará forma a partir del bronce conseguido el pasado mes de junio en el Campeonato del Mundo de Trail Running por la IAAF en Portugal. Estoy seguro que esta actuación le ayuda y mucho a consolidar su contrato con Adidas Terrex y que otras firmas satélites o colaboradores estén interesad@s en subirse a ‘la marca Sheila Avilés’.

La dedicación para entrenar a tiempo completo y no estar compaginando el trail con ningún trabajo, hace que sus prestaciones aumenten exponencialmente. Esto se ve claramente en las pasadas Livigno Skymarathon, Buff Epic Trail Marathon y la Skyrace Comapedrosa (este fin de semana y comentada en las primeras líneas). Ninguna de ellas se le resiste y logra conquistarlas con plena superioridad. Estos 3 triunfos en 5 semanas le hacen líder provisional de las MIGURUN Skyrunner World Series.

Sus cerca de 40.000 seguidores en Instagram pueden seguir a ‘la heroína’ del momento en sus post. En ellos se pueden ver cómo se alimenta (por los platos que se ven parece estar cerca del veganismo) una parte fundamental del rendimiento.

También comparte algunos de sus entrenamientos funcionales que no olvida, así como el entrenamiento cruzado (básicamente elíptica o bicicleta para recuperar).

Si nos fijamos en su Strava, podemos ver por ejemplo que en el último mes, ha acumulado sobre 67km/semana de media (corriendo a pie) y no más de 82km en bicicleta /semana en 3 salidas. A grandes rasgos no parece que sea la corredora que más entrene, tampoco sé si sube todo a la red social para deportistas de moda. Lo que sí que sé es que por ejemplo sus marcas en 10K y Medio Maratón son muy mejorables (37’47’’ y 1h17’ aprox, respectivamente).

Avilés en acción en los Adidas Infinite Trails

Un par de curiosas observaciones para terminar:

-Los que le ven llegar a meta dicen de ella que parece ‘más fresca que una lechuga’ , algo que se corrobora en sus fotos en pleno es fuerzo, apenas hay un atisbo de rictus de sufrimiento (supongo que la profesión va por dentro). ¿Quiere esto decir que si algún rival le apretara de verdad podría mejorar todos sus registros?

-Volviendo a las fotos, se puede ver observar un ‘afinamiento’ objetivamente considerable. La Sheila Avilés de finales del año pasado y principios de este, no parecen la misma que hoy día. El entrenamiento, la suplementación, la misma competición, pautas estrictas de alimentación y algún truquillo más, hacen milagros a la hora de ‘secar’ más si cabe el chasis de, a día de hoy, una de las mejores corredoras de montaña del planeta.