Foto: Azara dándolo todo en carrera / Copy: Org. 27 Kangas Mountain

Cangas de Onís se rindió ante la 7ºposición de la cántabra en una prueba que venció Julen Larruzea.

La sexta edición de la asturiana 27 Kangas Mountain celebrada el pasado sábado 2 de marzo fue una carrera de récords. Por un lado el casi millar de participantes que se dieron cita en las 3 modalidades: 55km, 31km y 12km o Speed Trail, y por el otro la exhibición que ofreció Azara García de los Salmones (la actual Campeona de España de Trail Running RFEA) en la prueba de 31km al mejorar en 11 minutos la plusmarca del recorrido de 31km que ella misma poseía desde 2016. Esta actuación llevó a la del Team Sport HG a ser 7ª de la clasificación general absoluta en una prueba que ganó Julen Larruzea tras 2h46’32’’.

Esta edición estrenaba una tercera distancia, la Maxi Trail, de 55 kilómetros y 3500+ que fue dominada por David Díaz tras 6h26’00’’ de esfuerzo. Aitziber Osinalde hizo lo propio entre las chicas, inaugurando el palmarés de esta modalidad tras 7h55’12’’.
Comentar el final de ‘photof finish’ vivida entre Eva M.ª Rico y Verónica Gutiérrez quien se jugaron la 3ª plaza de podio con un sprint final de vértigo tras más de 8 horas en las piernas. Finalmente Rico se llevó el gato al agua por ‘un segundo’, 8h43’22’’.
Esta Maxi Trail contó con 61 finishers.

En el Speed Trail, con un explosivo trazado de 12km y 500+, Cristopher Fernández y Carla Rodríguez fueron los más rápidos. El ganador bajó por 3 minutos de la hora y la vencedora por casi un minuto de las 1h15’.
Esta corta pero intensa prueba contó con 204 llegados a meta.

Marató de Montseny 2019

El plato fuerte vino con la distancia de 31km y 1750+ donde habían nombres de gran calidad como los de Azara García de los Salmones y Julen Larruzea. Ambos no fallaron y si este último fue el más rápido en llegar a meta de los 333 que consiguieron conquistar este ‘Original Trail’, la de Corrales de Buelna volvió a demostrar que está a un altísimo nivel tras su vuelta a los ‘ruedos’, así como también que sus nuevas Mizuno no le fallaron. Tanto es así que no solo mejoró el récord de este trazado en 11 minutos sino que consiguió meterse la 7ª de la general, algo a lo que cada vez estamos acostumbrándonos más cuando que dan citas ‘mujeres portento’ como es la cántabra.

Azara lo tenía claro y tal como explicaba ayer domingo a Infotrail, para ella esta era una carrera muy importante, un verdadero test:

«Ha sido un verdadero test para ver como estaba después de estar un mes sin poder correr por un lesión. Tras 2-3 semanas de entrenamiento y tras hacer algunas sesiones de calidad que han sido muy positivas decidí correr la 27 Kangas Mountain. En 2016 la corrí, gané y con un tiempo de 3h11’. Aquel creo que fue mi mejor año deportivo, así que me dije: si logro acercarme o mejorar el crono de esta carrera, muy mal no estaré. Mi planteamiento ha sido el de siempre, salir al límite y no mirar hacía atrás. Carrera a muerte y a exprimir el organismo. He salido a tope, y me he movido todo el tipo entre el top 10 y top 5. En la última subida pude pasar a algunos chicos y al final he podido llegar a meta en 7º lugar de la general”.

Pero pese a ser toda una corremontes profesional, tras una lesión como la suya todos somos ‘amateurs’ a la hora de ponernos al día con las buenas sensaciones o en la vuelta al conocimiento de lo que es correr lento o rápida. Esta es precisamente la duda que tuvo Azara en los últimos compases de carrera:

“Me he encontrado muy bien, con buenas sensaciones pero como hacía varios meses que no me ponía el dorsal, había perdido esa noción de velocidad y rendimiento. Lo único que hice es llevarle al límite y en la última parte del recorrido, poco antes de llegar a meta, dudé varias veces si me quedaba mucho o no y si podría mejorar mi tiempo. Las dudas se disiparon al reconocer la última parte de bajada que reconocí el día antes, sabía que me quedaba poco, miré el crono de reojo y vi que quizás podría bajar de las 3 horas. Lo dí todo en un sprint para conseguirlo y al final pulse en 2h59’00’’, no me lo podía creer”.

Un tiempazo que implicaba quedarse a 14 minutos de un corredor como Larruzea y que supone correr a un ritmo medio de 5’46’’/km, una velocidad promedio muy alta para llevar por montaña. ¿Si alguien quiere comprobarlo?

Nos encanta escribir sobre este tipo de carreras que inspiran por las buenas críticas que reciben, los recorridos trazados por bellos entornos y corremontes que se dejan (con cabeza eso sí) hasta el último gramo de glucógeno en cada zancada.

¡Felicidades!

Todas las clasificaciones de la 27 Kangas Mountain 2019 en este link.