Foto: Participante ascendiendo a la duna Big Daddy/ (c): Zitoway -Santa Fotografía

Los 100km of Namib Desert 2018 se disputaron hace unos días con una altísima satisfacción entre sus participantes.

La primera semana del mes de diciembre es tiempo reservado para los 100km de Namibia, una carrera en el sur del continente africano, concretamente en el desierto de Namibia, dicen que el más más antiguo y hermoso del mundo. En él, los participantes afrontan 104km en 4 etapas consecutivas con el aliciente de una variedad paisajística sin igual así como y con el reto de ascender la ‘Crazy Dune’ también llamada ‘Big Daddy’, una de las dunas más altas e impresionantes que existen.

Belleza natural por los cuatro costados, sudor y esfuerzo para finalizar cada una de las etapas (15, 21, 42 y 26km) pero también relax y confort por los fantásticos albergues 5 estrellas que albergan a los corredores al final de cada uno de los días. Y es que correr en el desierto no significa necesariamente dormir en el suelo, comer comida mediocre y cargar con todo el material en la espalda. Una carrera atípica que combina una parte deportiva dura con una estancia extraordinariamente cómoda en uno de los lodges más premiados de Namibia por su calidad. De este modo la recuperación de los participantes es perfecta y recuperan perfectamente para la etapa del sía siguiente.

Como os podréis imaginar, un entorno natural y privilegiado y donde además se corre en un territorio seguro ya que no existen los conflictos geopolíticos que afectan a los países del norte de África. Con este escenario, hace unos días se disputó la edición número 13 de esta carrera bajo la tutela de Zitoway, una organización italiana con más de 19 años de experiencia en carreras de Trail Running por etapas.

KV Sierra Nevada 2019

La primera de ellas se desarrolló al atardecer y fueron 15km en los que todos los corredores disfrutan del atardecer africano.
El segundo día fue algo más largo, un medio maratón combinando las amplias llanuras de piedra negra, típicas de esa zona de Africa, con un recorrido espectacular por el cañón Sesriem, que en época de lluvias es bastante torrencial.
La tercera etapa las cosas ya se ponían serias y había que completar un nuevo recorrido maratón diferente a otras ediciones que fue todo un éxito según los participantes y organización. Estos superaron dos pequeñas subidas que al final sumaron unos 500+ y vivieron un intenso día con grandes experiencias por la presencia de fauna salvaje a vista de la que pueden disfrutar.
Los últimos 26km de la última etapa también fueron espectaculares, con un recorrido de 26km por una de las zonas más impresionantes del Parque Natural de Namib Naukluft. Allí, tras la salida en la famosa Duna 45, los participantes ascendieron a ‘Big Daddy’ una de las dunas de arena más atractivas con 300 metros de desnivel positivo para finalizar con un vertiginoso descenso por el muro de arena de Dead Vlei, uno de los lugares del mundo más fotografiados por su lago seco de color blanco con arboles petrificados de color negro.

Una experiencia increíble en la que no hay participante que no cruce la línea de meta fritando o con piel de gallina, a pesar del calor.

Aunque esta es una prueba que va más allá de lo deportivo y la competitividad, también hay clasificación general y premios para los más rápidos que en esta edición 2018 fueron:

Clasificación Masculina

1º  Dirk Cloete  Sudafrica 10:04:33
2º Iván Martínez España 11:11:08
3º Urs Van Der Floe Suiza 11:19:48

Clasificación Femenina

1ª Amanda Cloete Sudafrica 10:16:59
2ª Rebeca Laine UK 10:49:15
3ª Carole Suhner Suiza 11:15:43

Más información en : http://www.100kmofnamibdesert.com/